Gastronomía

Si viene de vacaciones a Lanzarote no deje de probar las delicias de la gastronomía local. Tanto si es Vd un gastrónomo o simplemente un veraneante con afición a la aventura y entusiasmo por probar algo nuevo, comer y beber en Lanzarote puede ser una experiencia muy satisfactoria.

Uno de los secretos es, además de estudiar el menú fuera del restaurante, comprobar cuantos locales o extranjeros están sentados en la mesa. Y no tenga miedo de probar restaurantes en diferentes partes de la isla. Las principales zonas turísticas de Puerto del Carmen, Playa Blanca y Costa Teguise tienen excelentes restaurantes. Pero hay también muchas tascas en pueblos mas pequeños de la isla que ocultan verdaderos tesoros gastronónicos.

No tenemos intención de publicar una lista de los restaurantes que podíamos sugerir. Esto está fuera del alcance de esta guía y es, además, cuestión de opinión personal. Suficiente es decir que es mejor preguntar y que, con seguridad, le responderan de buena fe. Desde luego, mucho de lo que Lanzarote ofrece no es canario, como tal, sino cocina española. Muchos de los restaurantes de la isla sirven desde Paella Valenciana hasta Fabada Asturiana.

Pero sí existe una gastronomía local y aunque posiblemente abierta a muchas criticas por su simplicidad, la comida canaria es deliciosa. Además, la comida simple suele ser a menudo la más sabrosa. A pesar de la pobreza material que existía en los tiempos de antaño y de que muchas familias han sufrido durante siglos a causa de la sequía y la escasez de alimentos, la cocina local se ha desarrollado de tal modo que ha cambiado muchísimos sabores a partir de los limitados alimentos disponibles.

La escasez de recursos como decimos ha motivado con el paso del tiempo a un ingenioso enfoque culinario. Probablemente la mejor ilustración de ésto es el mojo (salsa) local. El mojo viene generalmente en dos variedades mojo rojo o colorado conocido también con el nombre de mojo picon y el mojo de ajo . El mojo rojo es parecido a la salsa de pimentón, mientras que el mojo de ajo como su nombre indica está repleto del picante bulbo, cilantro fresco y perejíl.

Estos mojos se hacen aplastando en un mortero aceite, vinagre, ajo, azafrán, pimentón y hierbas y se sirven como condimentos. Los conejeros echan cucharadas llenas de mojo sobre el pescado,la carne o las patatas. Una comida típica canaria puede consistir en papas arrugadas, pequeñas patatas que se hierven en agua de mar, hasta que el agua se haya evaporado, mojo y pescado sancochado. Las patatas se dejan con la sal incrustada que le dan un aspecto bastante arrugado (de ahí su nombre) . Las papas arrugadas están deliciosas si se les echa el mojo que más le guste.

El queso blanco de cabra de Lanzarote y Fuerteventura se sirve generalmente con aceitunas y como aperitivo es delicioso. Lonchas de jamón serrano traído de la Península van muy bien con el queso, lo mismo que el jamón canario, hecho de lonchas de patas de cerdo asadas al horno. Los Chicharrones (carne de cerdo muy frita) y la ensalada de pulpo son también especialidades locales dignas de probar.

Sopas y potajes

Las tres sopas más típicas de Lanzarote son el caldo de millo, el potaje y la sopa de pescado . El potaje se hace generalmente de alubias, garbanzos o lentejas. En Lanzarote, al igual que en el resto de las Islas Canarias, el potaje para muchas familias es un primer plato casi indispensable en cualquier comida. Preparado como un guiso fuerte y casero, el potaje está hecho a base de patatas y diferentes verduras según sea la temporada y la disponibilidad. Se asemeja mucho al caldo gallego, pero es un plato local y uno del que los canarios están orgullosos y aconsejan por sus cualidads nutritivas.

Otra especialidad de fuerza es la original comida Guanche, mencionada anteriormente el gofio, maíz tostado y molido. El gofio amasado es un buen acompañante de sopas, aunque muy pocos restaurantes, particularmente en las zonas turísticas, lo incluyen en el menú.

Otro plato basado en el gofio, típico de Lanzarote, está hecho de la mezcla de zumos vegetales con la harina de maíz, formando así una masa de gofio. Este plato se suele comer cogiendo la masa con grandes trozos de cebolla cruda.

El puchero canario es un batiburrillo hecho de vegetales enteros parecido al famoso y robusto cocido madrileño. Los ingredientes incluyen, una vez más, papas en azafrán, maíz, garbanzos y trozos de carne de cerdo y chorizo. El puchero canario, como muchos potajes, es un plato fuerte y generalmente suficiente para una comida. Es bastante barato, muy sano y se puede encontrar en muchos restaurantes de la isla.

Tanto la carne como el pescado pueden ser exquisitos en Lanzarote, pero es aconsejable preguntar antes al camarero qué es lo que está bueno y fresco. Se puede encontrar cualquier tipo de carne en la isla, y entre las delicias locales están el conejo y el cabrito en salmorejo, cocinado con ajo y hierbas dos manjares que merece la pena probar. Generalmente el cordero es bastante sabroso, y el cerdo tanto adobado como en chuletas o filetes es uno de los platos favoritos. Para aquellos que les guste un simple filete, el solomillo suele ser un buen acierto en la mayoría de los estableciemientos.

Mientras tanto, el pescado puede resultar espléndido, aunque la disponibilidad de pescado fresco puede ser a veces sorprendentemente limitada. Algunos días hay abundante pesca con casi toda la variedad atlántica que se pueda ofrecer. Otros días hay escasez. Todo depende de la pesca del día. Con mucho, el pescado más común de Lanzarote es la sama, una especie de dorada de escamas rojizas. Su carne blanca es suculenta y si se cocina bien puede ser absolutamente exquisita, tanto cocida como albardada, a la plancha o al horno.

Otros pescados locales muy sabrosos son el cherne, o mero y la corvina. Si nunca ha probado la morena o el congrio descubrirá lo sabroso que pueden resultar cuando se fríen y, a pesar de sus espantosas apariencias, su fina carne blanca se derrite en la boca especialmente si se acompaña de un Rioja blanco bien frio.

Un pescado favorito entre los locales de la isla es la vieja . La vieja solo se encuentra en aguas canarias, se cuece o se toma a la plancha y se sirve con patatas cocidas y mojo. Su piel puede ser poco presentable, pero la vieja es una delicia y casi una obligación en una cena en Lanzarote.

A pesar de lo que dicen muchos camareros, hay muy poco marisco fresco en Lanzarote. Las clacas, erizos, caracolillos o bigaros y lapas que cogen los pescadores y sus mujeres en las rocas suelen estar, sin embargo, muy frescos. El pulpo también es fresco y exquisito. Los mejillones se cuecen al vapor y se comen con jugo de limón. Las lapas sin embargo, muy apreciadas en la isla, se comen crudas o se cocinan sobre una parrilla con unas gotitas de aceite y vinagre o con mojo. El marisco se pesca generalmente en la costa oeste de Africa o se importa de la costa atlántica del norte de España. Pero ésto no quiere decir que los resultados no sean agradables. El centollo, la langosta y los langostinos son muy apreciados. Y las gambas, sobre todo si se cocinan al ajillo pueden resultar exquisitas.

Otra vez, merece la pena preguntar al camarero antes de pedir. Los camareros suelen ser sorprendentemente francos a la hora de responder sobre la calidad y frescura de los pescados y mariscos.

Postres

Generalmente, los postres en Lanzarote no son nada especial, si está acostumbrado a una buena repostería. Aunque algunos estableciemientos y restaurantes rompen esta regla y ofrecen, sin embargo, postres exquisitos. La mayoría de los restaurantes ofrecen fruta fresca, y también helados variados generalmente buenos, pero tendrá que buscar bastante para encontrar un buen mus de chocolate o un buen surtido de tartas.

El flan, como típico postre español, se ofrece en la mayoría de los restaurantes, pero se aconseja ( y no tenga reparo alguno) preguntar si es casero o está hecho de sobre.


Sedo - Buy and Sell Domain Names and Websites project info: http%3A%2F%2Flanzarote-guide.com Statistics for project http%3A%2F%2Flanzarote-guide.com etracker® web controlling instead of log file analysis